Oficina técnica 2017-04-28T10:40:51+00:00

Licencia de Apertura

Porque nosotros sabemos lo que cuesta empezar, Aevalor le ofrece todo lo necesario para poner en marcha su negocio.

Control de costes

Rentabilice al máximo la inversión realizada en su activo, controle las desviaciones y evite sorpresas.

Dirección técnica

Máximo asesoramiento, calidad y eficacia en aquellas situaciones que requieren de un técnico especialista.

Seguridad y Salud

Aevalor le ofrece los servicios necesarios para desarrollar su actividad con seguridad y cumplir con las exigencias legales.

Consúltenos

Invertir en planificación le ayudará a contener costes y evitar sorpresas

Descubra qué ventajas le aporta la oficina técnica de AEVALOR.

Your Content Goes Here

Consúltenos
Oficina Técnica de AEVALOR ofrece a sus clientes un asesoramiento técnico integral dentro del proceso de concepción, elaboración y ejecución de proyectos del sector de la construcción. Con AEVALOR dispondrá del departamento de planificación, gestión y control de proyecto que usted necesita, sin importar lo grande o pequeño que sea su proyecto.

Su misión es prestar todos los servicios relativos a mediciones, presupuestos, certificaciones, liquidaciones, estudios de ofertas y control de costes, realización de documentaciones técnicas, planificación y programación, dirección integrada de proyectos, jefatura de obra, seguridad y salud…

Los servicios de Oficina Técnica han sido desarrollados bajo los principios básicos de planificación, gestión y control de proyectos, adaptándolos a los casos particulares demandados por los clientes de AEVALOR, habiendo sido desarrollados y optimizados sobre casos reales buscando siempre la máxima eficiencia y ahorro de costes. Esto garantiza la utilidad de los mismos.

Nuestros servicios están diseñados para permitirle una información técnica privilegiada, por lo que su realización le permitirá optimizar sus resultados y defender sus intereses frente a terceros (contratas, promotor, organismos de contratación, Administración, competencia…)

– Auto-promotores: en busca de un presupuesto de ejecución de su vivienda comprobado y sin “omisiones” de partidas o para realizar tareas de jefatura de obra independiente.

– Contratistas y subcontratistas: redacción de presupuestos para licitaciones públicas.

– Emprendedores: redacción de licencias de aperturas y gestión de tasas con la administración local.

– Promotoras: revisión de precios y partidas de obra en todo tipo de proyectos.